23 de octubre de 2021

Deltropicoelectronico

Criptomonedas , Inversiones Y Tecnologia

televisores 55

TELEVISORES 55-65″

-Televisores 55-65″:

A todo el mundo le gusta cambiar de televisor cada cierto tiempo y tener uno de mejor calidad, más fino, más grande (como son los televisores 55 pulgadas o más), o con más funciones inteligentes. Sin embargo, en la gran mayoría de ocasiones el presupuesto es el que establece el tipo de televisor que vamos a comprar. Pero ¿realmente sabemos qué diferencias hay entre un Smart TV barato de uno caro?

Por supuesto que existen diferencias entre un Smart TV barato y uno caro además del precio y ahí es donde entran en juego ciertas características que son en las que tenemos que fijarnos al comprar un nuevo televisor.

Hay ciertos aspectos que influyen en el precio definitivo de un producto, como son los costes de desarrollo e investigación, los componentes de fabricación y el proceso de distribución, sin embargo, es en el tipo de panel, resoluciones que ofrecen, tasas de refresco, procesador, memoria RAM, conectividad y almacenamiento, las principales características en las que nos tenemos que fijar a la hora de elegir un nuevo Smart TV.

Paneles y resolución

En cuanto a los paneles, en la mayoría de los Smart TV que encontramos actualmente en el mercado encontramos paneles LCD u OLED. Los LCD son los que podemos encontrar en modelos más económicos, sin embargo, los OLED destacan por ofrecer colores más brillantes y reales, a la vez que tienen un menor consumo energético. Aunque eso sí, en consecuencia, cuentan con un precio más elevado.

En lo que a resolución se refiere hay que decir que actualmente la mayoría de los usuarios se decantan por Smart TV con resolución 4K o UHD, pero lo cierto es que aquí debemos tener claro lo que queremos y qué tipo de contenidos vamos a ver en nuestro televisor. Si somos de los que vemos los canales de la TDT y poco más, entonces nos sobra con una resolución FullHD, sin embargo, si somos de los que estamos todo el día viendo series y películas en Netflix y otras plataformas, entonces podremos sacar mucho más provecho al 4K.

Procesador y memoria RAM

Al igual que a la hora de comprarnos un nuevo smartphone, es importante fijarnos en el procesador, cantidad y calidad de la memoria RAM con el que está equipado un Smart TV, ya que el procesador y la memoria RAM van a influir directamente en el rendimiento y experiencia de usuario del mismo.

Un procesador más potente y veloz, acompañado de una buena cantidad de memoria RAM de última generación, será capaz de ejecutar las aplicaciones que usemos en nuestro Smart TV de manera más fluida. Además, también nos ayudarán a reproducir de mejor forma cualquier contenido a la hora de usar un disco duro externo o servicios de reproducción directa.

Almacenamiento y conectividad

Si somos de los que nos gusta instalar apps en nuestro Smart TV, entonces debemos fijarnos en la capacidad de almacenamiento que nos ofrece cada modelo. En la mayoría de las ocasiones, el sistema operativo y las apps preinstaladas suelen ocupar casi todo el espacio disponible y no tendremos mucho espacio para instalar lo que nosotros queramos.

Por supuesto que la conectividad es otro apartado a tener en cuenta hoy en día. A la hora de comprar un nuevo Smart TV es importante que cuenta con conexión Ethernet y WiFi, mientras que la opción del Bluetooth nunca está de más. Además, debemos revisar que cuente con HDMI, algún puerto USB, salida de audio óptica, entre otras, según nuestras necesidades y uso que vayamos a hacer. Eso sin olvidarnos que todo este tipo de conexiones debería utilizar las últimas versiones de los estándares correspondientes para sacarles el máximo rendimiento.

Hz o tasa de refresco

Es una característica en la que debemos fijarnos al comprar un nuevo Smart TV. La tasa de refresco influye en la experiencia visual que nos ofrece un televisor, puesto que representa la cantidad de imágenes por segundo que es capaz de mostrar.

Se mide en Hz, por lo que un televisor de 60Hz es capaz de mostrar un máximo de 60 imágenes por segundo. Por lo tanto, cuanto más Hz ofrezca nuestro televisor, más fluidas se verán las imágenes en movimiento. Eso sí, es una característica que encarece a la hora de la fabricación de los paneles.

Distancia para ver televisores de 55 pulgadas o más

A la hora de comprar un Smart TV de 55 pulgadas o más, es conveniente tener en cuenta la distancia a la que vamos a ver la tele. Al aumentar la resolución disminuye la distancia a la que podemos ver una pantalla antes de empezar a distinguir los píxeles individuales.

En este caso, para una pantalla de 55 pulgadas con resolución 4K la mínima distancia recomendada será de un metro, mientras que, si bajamos la resolución a FullHD dentro del mismo tamaño de pantalla, será necesario situarse al menos a dos metros de distancia.

Aqui os dejamos los televisores y smart tv de 55 pulgadas y más, y no olvidéis antes de comprarla (para evitarnos disgustos) de tener en cuenta las dimensiones de la estancia de la casa donde vayáis a colocarla, estamos hablando de televisores de gran tamaño y por lo tanto no nos caben en cualquier sitio. Y ahora si que sí disfrutad con todos estos modelos:

-Enlaces De Interés :

-Consolas Y Videojuegos :   AQUI

-Muchísimas Novedades En Nuestra Otra Web :  DELTROPICOYMAS

Te pueden interesar

A %d blogueros les gusta esto: